Saltar al contenido

FELIZ CUMPLEAÑOS PARA MI MAMÁ MARÍA

8 septiembre 2016

Resultado de imagen de Natividad de la Virgen

En este día de la Natividad de la Virgen, ofrezco una contemplación de las grandezas que se arraciman en torno al primer momento de la vida de María sobre la tierra, así como dos sorpresas sonoras que os gustarán.- Miguel


Tal día como hoy, cuando se cumplen nueve meses de la Concepción Inmaculada de María, la Iglesia celebra a la Virgen en el misterio de su nacimiento, y a fe mía que más de uno y más de dos podrán sorprenderse de la cantidad de cosas gigantes que nos encontraremos aquí.

Resultado de imagen de Natividad de la Virgen

Hoy suelen celebrarse muchísimas de las Vírgenes halladas: aquellas cuya historia o cuya leyenda dice que fueron encontradas por alguien en un lugar recóndito; cuando se trata de España, muchas veces se trata de imágenes que alguien escondió, por indicación del cielo o propia iniciativa, para evitar la profanación de los moros invasores; más tarde, la historia o la leyenda vuelven a hablar, y nos cuentan que, después de la Reconquista, algún milagro u otro motivo inducen a alguien a buscar y a encontrar la preservada imagen.; y por eso felicito -claro que sí- a una procesión interminable de mujeres que son Vegas, Nurias, Covadongas, Peñas, Guadalupes (por la de Guadalupe de España, ya que la gran Guadalupe, la de Méjico, no es hallada, sino aparecida), Victorias, Reglas, etc. Sobre todo si son madres, no deja de haber en ellas, a través del nombre, una cierta prolongación de aquella que es madre de todos.

Resultado de imagen de Natividad de la Virgen

Señor de las paradojas


Oh Señor de las paradojas, que nos has dado hoy una niña que en sus manos trae la luz: esa luz que, por su Inmaculada Concepción ordenada al nacimiento del Nene Dios y por su crecimiento en santidad ya desde el vientre materno, es la luz que anuncia el día, y sin embargo es ya parte del día. Trae la luz, pero no es la luz, sino reflejo de la Gran Luz; no es sol, es luna para recreo de nuestra vista y modelo de nuestro espíritu.

Por esa razón, gozosos y en tu homenaje, te cantamos, niña María, con la Liturgia de las Horas, un himno, al parecer anónimo y del siglo XVII:

Mejor de las mejores”


Cierto que hoy no comienza, pero cierto también que comienza a manifestarse entre los hombres, el Prodigio Increíble de la Inmaculada Concepción, sumada a la correspondencia de la Niña, con lo que prosigue su santidad, crecientemente imparable desde el seno de su madre. Una teología que me parece perfectamente admisible explica que desde el primer instante, Dios le comunica la gracia, María corresponde con un acto de amor que la duplica, Dios duplica la gracia, María duplica el amor… y así, hasta la Parusía, el Día final. Si la gracia pudiera medirse, reventarían todas las medidas. Y al que sorprenda esto solo tiene que pensar que la santidad y la gracia de María, como las nuestras, son mucho más obra del Espíritu Santo que obra nuestra, y “para Dios nada hay imposible” (Lc 1,37), como el ángel dijo precisamente a ella. No se negará que Dios nos quiere verdaderamente santos. El caso es que ella correspondió de veras. Y el caso es que el amor del Espíritu Santo a María es cosa inefable, más allá de lo sublime.


Resultado de imagen de Natividad de la VirgenHay más: esa Inmaculada constituye el primer triunfo perfecto de Dios sobre Satanás, superado en la tierra únicamente por los actos de Jesús, por cualquiera de ellos. ¿Cómo comienza San Pablo su alusión al nacimiento de Jesús del vientre de María? “Cuando se cumplió la plenitud de los tiempos, envió Dios a su hijo, nacido de una mujer” (Gál 4,4). Esa plenitud es dual, y los méritos de Uno y otra van a ir perfectamente unidos.

Primer triunfo perfecto… Alguien ha dicho, y me parece perfectamente congruente, que Jesús vino a la tierra más por redimir a su madre que por todos los demás. Hay que recordar que la Inmaculada Concepción no es la exclusión de María de la Redención, sino la manera como la Redención actúa en María.

No se vayan todavía, porque además, María, que entiendo yo que es inmaculada por el mismo decreto divino que en la eternidad la eligió para ser la Aliada de Jesús, la madre de Dios, será también asociada a su destino de gloria, y si Jesús resucitó, María será asunta. Será, por lo tanto, la más perfectamente redimida, pero también la más plenamente glorificada. ¡Dan ganas de decir, con Bernanos: “Todo es gracia”!

Por esa razón, Señora, venimos a ti en ofrenda de un homenaje de poesía, compuesta por Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita.

4 comentarios leave one →
  1. Ana María Trujillo permalink
    8 septiembre 2016 0:41

    Con muchos saludos de parte de la Mexicanita y con unos datos de lo que sucedió en el siglo antepasado en torno a la Natividad (en caso de que no los tenga).

    Aprovecho para agradecerle siempre sus enseñanzas…

    La Niña Virgen o Divina Infantita tiene sus orígenes de devoción en el México del siglo XIX. Se le atribuye su veneración a la monja concepcionista Sor Magdalena de San José, del extinguido convento de San José de Gracia, ubicado en la calle Mesones, 139, colonia Centro, Ciudad de México.

    [https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/
    thumb/1/1a/Divina_infantita_original.png/220px-Divina_infantita_original.png] Imagen Original de la divina Infantita

    [https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/
    thumb/f/f5/Divina_Infantita.png/
    220px-Divina_Infantita.png] Divina Infantita, imagen venerada en la parroquia de la Inmaculada Concepción, de la Colonia Chapultepec, Puebla; esta es una imagen pequeña de 6 cm.

    [https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/
    thumb/7/7f/Divina_Infantita_en_Zapopan.jpg/220px-Divina_Infantita_en_Zapopan.jpg] Divina Infantita en Zapopán

    Un día 6 de enero de 1840, durante los festejos de la Epifanía del señor, Sor Magdalena, ante el pesebre del Niño Dios, se preguntó: “¿Por qué a la Madre de Dios no se le celebra su nacimiento como a su Hijo Jesús?”

    Y mientras reflexionaba acerca de cómo alabar a la Santísima Virgen Niña, Ella se le apareció recién nacida con un vestido de luces, sobre unas nubes, recostada, y oyó que decía:

    “Concederé todas las gracias que me pidan las personas que me honren en mi infancia, pues es una devoción muy olvidada”.

    Conmovida por tan inexplicable acontecimiento, comenzó a comunicarlo a su comunidad. Su corazón sintió la alegría de venerarla, por lo que pidió permiso a la madre Guadalupe de San Lorenzo para que se realizara una imagen de la aparición que había presenciado, de manera que se cumpliera con el deseo de devoción de la Santísima Virgen Niña. Sin embargo, la superiora, resistiéndose, y probando si la aparición no había sido un delirio de Sor Magdalena, decidió hacer caso omiso del hecho, pensando que, si era auténtica la intención de la Santísima Virgen, insistiría en su veneración.

    Por lo que, días después, mientras Sor Magdalena hacía sus labores de limpieza, encontró una cabecita de un ángel que se había desprendido del sagrario. La tomó y la llevó a la madre superiora para que la autorizara a realizar la imagen de la Divina Infantita con la cabecita del ángel. Vista la insistencia, la abadesa le concedió el permiso, llamaron a un buen escultor y le explicaron cómo era la aparicioón que Sor Magdalena había visto. La imagen quedó preciosa y radiante, tal cual la había visto durante su visión.

    La Madre Magdalena, llena de entusiasmo y de júbilo, la llevó a bendecir y a promover el culto a la Santísima Virgen Infantita, dando a conocer los deseos de alabanza que la Virgen Niña le había pedido a Sor Magdalena.

    Hizo la divina Niña, por medio de esta primera imagen, muchos milagros: entre otros, la conversión de un gran pecador y la curación de una niña ciega. Sor Magdalena era sencilla como una niña, y loca de amor por su Divina Infantita, le hacía unas demostraciones de amor verdaderamente infantiles. Junto a su celda, puso otra para la Niña con un letrero por fuera que decía: “Celda de la divina Infantita”. En ella le tenía juguetes, dulces, flores, etc.: mil primores, como si la imagen fuera una niña viva. Le hacía sus novenas con gran solemnidad, y en su fiesta principal, la Natividad, el 8 de septiembre.

    ________________________________

    Me gusta

  2. 9 septiembre 2016 18:16

    Muchísimas gracias, Ana María, por tan valiosa información. Perdone que haya cortado las URL, pero se salían demasiado del recuadro.

    A mí me ha enamorado, sobre todo, esa devoción infantil (de niña a Niña) que explica usted en el último párrafo. Ahí veo yo la verdadera devoción filial de los cristianos, que, si algo somos, es hijos de Dios. La virtud que tiene que ver con la oración se llama “piedad”, pero es que en latín la “pietas” era la veneración al padre.

    Después, es bien necesario tener presente que Dios, entre tantos medios para mostrársenos, se nos hace transparente en la presencia de María. Y la mayoría de los que amamos a la Virgen rezamos el Rosario. Si se lee mi “Máquina de maravillas o el Rosario rezado de verdad”:

    https://soycurayhablodejesucristo.wordpress.com/2014/10/07/maquina-de-maravillas-o-el-rosario-rezado-de-verdad/,

    allí sugiero eso: para contemplar el Rosario, ser niños y jugar. Ser, como en el caso de Chapultepec, niños de seis centímetros que rezan y ríen con una niña cuya pureza se quedó en los seis años. Y hacer burradas, e inventarse mundos, y ponerle celdas y juguetes y caramelotes grandotes para que coman los Dos Niños, y recorrer un mapa dejando un caramelito pequeñito en cada país para que se conviertan todos los habitantes, y después, ¡hale!, con el mapa a la Infantita, a plantárselo en la pared.

    Y, por cierto, es eficacísimo y excelente tener en casa una capillita (sin Santísimo), sobre todo para la educación de los niños si los hay. Y la familia puede tener con la mayor naturalidad la costumbre de que se besa el crucifijo al salir y la Virgen al entrar, y puede tenerse pan y vino, y… Asimismo, como los Papas recuerdan, la familia debe rezar junta. ¡Cuántas cosas grandes van a salir de ahí, y cuántos de los peligros actuales de la juventud van a ser evitados! Buena inversión.

    Me gusta

    • 13 septiembre 2016 21:46

      Esto, en el espíritu de estas palabras de San Juan de Ávila: “En verdadera niñez se dé a Él. Y lo que no fuere niñez séale verdadero demonio, ayudándose de la niñez de Jesús, y ayudándola Él con su gracia” (Carta 134,55).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

El Evangelio Del Dios Vivo

La fusión de los cuatro relatos evangélicos en el único Evangelio, el del Dios Vivo, en el contexto de toda la historia sagrada.

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria historikoa Enkarterri - Las Encartaciones. Bizkaia

Memoria historikoaren berreskuratzea - Recuperación de la Memoria histórica

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona® www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

A %d blogueros les gusta esto: