Saltar al contenido

HAGAMOS FIESTA POR LA ASUNCIÓN

15 agosto 2015

Además de las cuatro piezas -que por aquí veréis- que componen Perlas para mis amigos-77, aún me quedan algunos cohetes (y los que me guardo) para celebrar la Asunción de la Santísima Virgen María de este año. A fe que os han de gustar, y creo que, sobre todo, os gustará el vídeo del día de 1950 en que Pío XII promulgó el dogma.- Miguel


1.º DE NOVIEMBRE DE 1950: PÍO XII PROMULGA EL DOGMA DE LA ASUNCIÓN

He aquí la histórica mañana. Está, lógicamente, en italiano, pero se entiende bien. La parte central (la de la definición) está entre el min. 3,10 y el 6,15.

El párrafo latino de la definición dice así y os lo traduzco abajo:

Declaramus et definimus divinitus revelatum dogma esse: Immaculatam Deiparam semper Virginem Mariam, expleto terrestris vitae cursu, fuisse corpore et anima ad caelestem gloriam assumptam.

“Declaramos y definimos que la verdad que afirma que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celeste, es una doctrina revelada por Dios.”

“Todos seremos transformados” (1 Cor 15,51). Pero ¿cuándo? Pero ¿cómo? El eco de estos repetidos gritos no se pierde en el vacío. La ágil, triunfante y santísima figura de María, viva y resucitada, se nos presenta en el esplendor de su asunción. Ella es la primicia anticipada de nuestra resurrección futura, esperanza y garantía de nuestro auténtico y real destino.

Esta luz es tan virginal, dulce y cándida, tan perfumada de maternal bondad, y tanto penetra en nuestra escena temporal y humana, que por sí sola aumenta el grado de valor de la vida presente, ordenada a desembocar en el gozo prometido de la vida eterna, pero ya desde ahora feliz para nosotros, gracias al don que precisamente María Asunta desde el cielo nos ofrece, tomándolo de las manos de Cristo: el don de la esperanza.


Pablo VI, 15-VIII-1975

 

 

 

 

 

 

 

 

 

           Al cielo vais, Señora,

allá os reciben con alegre canto;

¡oh, quién pudiera ahora

asirse a vuestro manto

para subir con vos al monte santo!

              De ángeles sois llevada,

de quien servida sois desde la cuna,

de estrellas coronada,

cual reina habrá ninguna,

pues os calza los pies la blanca luna.

              Volved los linces ojos,

ave preciosa, sola, humilde y nueva,

al val de los abrojos

que tales flores lleva,

do suspirando están los hijos de Eva.

              Que, si con clara vista

miráis las tristes almas de este suelo,

con propiedad no vista

las subiréis de vuelo,

como perfecta piedra imán al cielo.


Himno de Vísperas en la solemnidad, en una versión seguramente hispanoamericana.

También Ella, como su Hijo, se va y vuelve, se ausenta de nuestros ojos y viene a nuestra vida, para quedarse definitivamente con nosotros. Su Asunción es, al mismo tiempo, un misterio de ausencia y de presencia, de ausencia visible y de presencia invisible y realísima.

“No se nos pierde, no. Se va y se queda. / Coronada de cielo, tierra añora / y baja, en descensión de Mediadora, / rampa de amor, dulcísima vereda”. “Asunta a los Cielos –como nos recuerda el Concilio-, no ha dejado su misión salvadora… Con su amor materno se cuida de los hermanos de su Hijo, que todavía peregrinan y se hallan en peligros y ansiedad hasta que sean conducidos a la Patria bienaventurada” (LG 62).

María es, para nosotros, un gran misterio de Presencia. De Presencia maternal, que nos acompaña siempre, que nos revela y nos hace experimentar la Presencia amorosa y paternal de Dios.


Severino-María Alonso, Ejercicios espirituales o ejercitación en el espíritu, en Proyecto personal de vida espiritual-Ejercicios espirituales o ejercitación en el espíritu, Publicaciones Claretianas, Madrid 41997, 313-314. Los versos son de Gerardo Diego. LG es la Constitución Dogmática Lumen gentium, sobre la Iglesia, del Vaticano II.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un solo Hijo engendró María, el cual, así como es el Hijo único que tiene el Padre en los cielos, así también es el Hijo único que tiene la Madre en la tierra. Y esta única virgen y madre, que tiene la gloria de haber engendrado al Hijo único del Padre, abarca a su único Hijo en todos los que son miembros suyos; y no se avergüenza de llamarse madre de todos aquellos en los que ve formado o sabe que se va formando Cristo, su Hijo.

La antigua Eva, más que madre madrastra, ya que dio a gustar a sus hijos la muerte antes que la luz del día, fue, ciertamente, llamada madre de todos los vivientes; pero se convirtió más bien en “asesina” de los que viven o madre de los que mueren, ya que su “engendrar” no fue otra cosa que “infundir” la muerte. Y, así, no pudo justificar ese apelativo; María, en cambio, realizó plenamente su significado, ya que ella, como la Iglesia de la que es figura, es madre de todos los que renacen a la vida.

Es, en efecto, madre de aquella Vida por la que todos viven, pues, al engendrar esta Vida, regeneró, en cierto modo, a todos los que habían de vivir por ella. Esta santa madre de Cristo, como sabe que, en virtud de este misterio, es madre de los cristianos, se comporta con ellos con solicitud y afecto maternal, y en modo alguno trata con dureza a sus hijos, como si no fueran suyos, ya que sus entrañas, una sola vez fecundadas, aunque nunca agotadas, no cesan de dar a luz el fruto de la piedad…

Por eso, vemos cómo sus hijos la reconocen por madre, y así, llevados por un natural impulso de piedad y de fe, cuando se hallan en alguna necesidad o peligro, lo primero que hacen es invocar su nombre y buscar refugio en ella, como el niño que se acoge al regazo de su madre… Y si ahora habitamos al amparo de la madre del Altísimo, vivamos a su sombra, como quien está a sus alas, y así después reposaremos en su regazo, hechos partícipes de su gloria.


Beato Guerrico, abad, Sermo I, en la Asunción de Santa María: Migne, Patrologia latina, 185, 187-189

 

 

A LA ASUNCIÓN DE MARÍA


Sones de campanas suenan.

Las tañen los angelillos,

porque en su palacio el Padre

acoge a la que llevó al Hijo,

la que es del Primero esposa,

y el Espíritu divino

le tiene el Corazón lleno.

Justo es, al fin y al cabo,

que se le dé el mejor sitio

en el cielo a la que en tierra

dio el mejor lugar al Hijo:

su Corazón, sus entrañas,

su vida digo, incluido

el tormento de la lanza,

que, pues muerto estaba Cristo,

a Él no le atraviesa el alma;

la de la madre deshizo,

según el profeta anciano.

Quiero estar contigo, madre,

junto a tu trono sencillo.

Quiero esconderme por siempre

en tu regazo, tan tibio

como lo experimentaba, siempre,

con ir, sin más, y pedírtelo.

Para subir, como hoy subes,

solo cabe a tus vestidos

agarrarme y ¡hacia arriba!,

polizón de tu navío,

subir, subir y, subiendo,

escondido en tu bolsillo,

llegar… ¡a Dios!, y enseñarle

mi pasaje clandestino.

Ángeles, campanas, tronos,

billetes, flores, navíos:

Mi corazón me pedía

que me dejarais un sitio

para instalar este canto;

la Asunción a lo divino

es el premio congruente

a aquella que llevó al Hijo,

a la que es del Padre esposa

y tiene el Corazón lleno

del Espíritu divino.


Miguel

 

  • Más material: pinchad en las etiquetas que quedan encima de este artículo, o buscad por el calendario (a la derecha, muy abajo), o pinchad en la etiqueta “María” en la nube de etiquetas de la derecha, o emplead el buscador.
  • Y como venga alguien a decir que no colaboro, le muerdo el esófago.

 

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

El Evangelio Del Dios Vivo

La fusión de los cuatro relatos evangélicos en el único Evangelio, el del Dios Vivo, en el contexto de toda la historia sagrada.

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria historikoa Enkarterri - Las Encartaciones. Bizkaia

Memoria historikoaren berreskuratzea - Recuperación de la Memoria histórica

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona® www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

A %d blogueros les gusta esto: