Saltar al contenido

DULCENOMBRE Y EL CORAZÓN DE DULCENOMBRE

17 noviembre 2014

DULCENOMBRE: ¡ESCRIBE!


«Este documento es consecuencia de una petición que me hizo el Señor. Me dijo “escribe” de una forma clara e inequívoca. Lo oí en mi alma en un momento de oración en el que le pedía que me dijera qué esperaba de mí. Pero yo esperaba que me lo mostrara de algún modo. No esperaba sus palabras, pues fue la primera vez que le oía. Y le oí tan claro, tan innegable, como si hubiese sido audible…

»Cuando el Señor me dijo “escribe”, me sentí desbordada por la petición. Le pregunté: “Pero ¿qué quieres que escriba?”… Pero el Señor no añadió nada. La palabra “escribe” se quedó resonando en mi mente y en mi alma…»


 «He aquí que estoy a la puerta y llamo. Si alguno escucha mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo» (Ap 3,20). Silencio, silencio… ¿Ibas a hablar, Dulcenombre…?

 

 

01/07/2012

Mi amado Señor,

Hoy me has despertado y estaba lloviendo. Llovía a la vez que amanecía a lo lejos, pues las nubes no llegaban hasta el horizonte. No sabía cómo interpretarlo. Primero he pensado en lágrimas, como de tristeza, pero no sabía por qué. Después ha ascendido el sol y se ha ocultado entre las nubes, y he recordado aquella vez en que pensé que las nubes eran como los santos. He pensado que los santos lloraban por nuestra falta de amor a ti. Ellos que te ven tal cual eres, amor infinito, lloraban de pena por nosotros y porque no te correspondemos a ti. Tal vez cuando rezan por nosotros lloran. Y la lluvia es esa metáfora que nos muestra lo que sucede en el cielo.

Después he pensado que la lluvia también es una bendición, que nos da de beber a las plantas y a los hombres. Entonces he pensado que los santos lloran para bendecirnos con esa agua. Para que demos gracias a Dios por ese regalo del Cielo. Para que veamos que todo lo recibimos del Señor.

Quiero escribir, para no olvidarlo, que hace más o menos un mes yo andaba dándole vueltas a la idea de que no cumplo tu voluntad, que no correspondo a tu amor. No amo a mis hermanos como querrías. Me enfado con mis hijos y les grito y les regaño más de lo que debería. Seguro que eso no les ayuda. Cuando me enfado así con ellos, al poco siento que no es eso lo que Tú quieres; eso no es lo correcto. Y en más cosas que iba haciendo sentía que estaban mal hechas, o que eran muy poco. Sentía que daba muy poco fruto después del Amor que Tú me has mostrado.

Así llegué a rezar a mi grupo de Caris [carismáticos] un jueves. Y te pedía perdón, dándole vueltas a lo poco que hago por ti. Entonces me hablaste al corazón y me dijiste: «¿No te das cuenta, Dulcenombre? Tu pensamiento está lleno de yo, yo y yo. No dejas sitio para Mí». Y sentí que me lo decías con un amor tiernísimo, y que era completamente cierto. Solo pensaba en que yo no cumplía, yo no te correspondía, y así no dejaba sitio para alabarte y dejar que me abrazaras. Porque muchas veces alabándote es cuando he sentido que me cogías las manos y me mirabas con amor. Y con ese pensamiento de indignidad llenaba mi corazón y me apartaba de ti, no dejaba sitio para que Tú vinieras a abrazarme, no me acercaba yo a ti a entregarte mis manos para que las cogieras.

Aun después de esta iluminación, como soy dura de corazón, aún seguí otra semana dándole vueltas de vez en cuando a lo poco que hago por Ti. Pero como Tú tienes esa paciencia infinita conmigo, volviste a iluminarme hablándome al corazón.

Me dijiste: «No quiero tus obras, quiero tu corazón».

Y aquello me desbordó de alegría. ¡Claro! Lo que Tú quieres de mí es mi amor a ti, mi alabanza, mi oración, mi tiempo, mi entrega de corazón a ti. Como leemos en los Evangelios, Tú sales a buscar la oveja perdida y dejas a las otras noventa y nueve a la intemperie. Lo primero y principal que quieres de mí soy yo, que yo te ame, que yo me salve, que yo te lleve en mi corazón en esta vida y que suba contigo al Cielo tras mi muerte en la tierra. Para ti, no soy un medio: soy un fin. Yo soy el fin de tu Amor a mí, yo, en cuerpo y alma, y no mis obras.

Las obras son una consecuencia del amor a Ti. Vendrán de una forma u otra. Simplemente orando, hablando contigo, tratando de escucharte, nos llegan tus inspiraciones de qué quieres que hagamos. Y si lo hacemos, se cumplirá tu voluntad en la tierra, como dice el padrenuestro. No tienen que ser grandes obras. Lo más habitual es que demos testimonio de nuestra fe en nuestro entorno. En nuestras familias, en nuestros trabajos, en el lugar donde vivimos, con las personas con las que nos relacionamos. Solo a unos pocos les pides que cambien de vida y se vayan a otro lugar. A la gran mayoría, nos pides pequeñas cosas, cosas para las que nos sentimos capaces. Pero los demás lo van notando, y van sintiendo tu llamada. Con ayudar a que se convirtiese una sola persona, ya me sentiría la más feliz del mundo.

Todo influye. Conducir con amor hace que los demás conduzcan más relajados y lleguen más felices al trabajo o a sus destinos. Trabajar con amor hace que el trabajo se reparta homogéneamente entre todos y que se sientan más felices trabajando, acogidos en un grupo que colabora. Caminar con amor hace que los demás relajen su gesto, que no se sientan apesadumbrados por nuestro rostro de concentración, de dureza, de separación de los demás. Todo esto facilita la paz en el corazón y la búsqueda de Dios desde ese corazón. Porque nada en la vida llena el corazón sino Dios. Jesús nos pidió que nos amásemos los unos a los otros. Aún no lo he conseguido, pero cada día es nuevo, y voy viendo que esto es un camino, y que me voy acercando poquito a poco. Tengo que pedir tu gracia, y la pido muchas mañanas, para amar a mi prójimo como a mí mismo. Y dejar que Tú envíes esa gracia, y recibirla como una lluvia suave, dejando que me empape y agradeciéndola, pues viene del Cielo. Nada te puedo dar; solo mi amor y mis manos. Todo lo demás es obra tuya.

Bendito seas, mi Señor.

3 comentarios leave one →
  1. 18 noviembre 2014 12:32

    A veces se sorprende una. Me ha ayudado mucho esta lectura, porque yo tengo loa mismos sentimientos, y ahora comprendo que estaba equivocada: el Señor solo quiere mi amor; pues ¡cosa hecha!

    Escribe, escribe, que es tu trabajo y ayudas; yo haré el mío, más modesto, como mi personita, un poco inútil, pero de buena intención.

    Me gusta

  2. Julián Enrique Betancourt Escobar permalink
    20 noviembre 2014 3:30

    Apreciado Soycura y hablo de Jesucristo: Estos mensajes son muy hermosos y edificantes, pero creo no son dictados por el Señor, sino producto de la mente humana. Discúlpeme si me equivoco.

    Me gusta

    • 20 noviembre 2014 10:54

      Muchas gracias, Julián. No hay necesidad alguna de que se trate de revelaciones sobrenaturales para que sean verdaderas comunicaciones de Dios, en otro nivel.

      Pero debo callar, porque espero que -si le parece conveniente- intervenga Dulcenombre para aclarar lo que vea oportuno, sobre todo pensando en lo que todavía le queda por (dulcemente) nombrar. Recuerda, pues, Julián: la autora es ella, no yo. Que la Virgen te bese.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Letras & Poesía

Literatura Independiente

El Evangelio Del Dios Vivo

La fusión de los cuatro relatos evangélicos en el único Evangelio, el del Dios Vivo, en el contexto de toda la historia sagrada.

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria historikoa Enkarterri - Las Encartaciones. Bizkaia

Memoria historikoaren berreskuratzea - Recuperación de la Memoria histórica

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona® www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

A %d blogueros les gusta esto: