Saltar al contenido

Mes de María en 2014-Día 1.º

1 mayo 2014

– ¡Feliz mes de la Mejor! Hale, majos: pinchad aquí, y veréis lo que es bueno:

Inmaculada (1) (7)

– El 1.º de mayo de 1742 se inició en Francia, de orden del rey Luis XI, la costumbre de tocar las campanas a las doce para avisar del rezo del Ángelus, cuyos orígenes se remontan al s. XIII. En el s. XIX, Millet pintará su famosísimo cuadro Ángelus, que retrata a campesinos en el momento de interrumpir su laboreo para el rezo. Lo tenéis aquí.

– No se me olvide el personal de que algo le dije hace un año, y de que lo pone aquí.

– Y ¡quién es el insensato perdulario que se olvidaba de que hoy es nada menos que San José Obrero! A él vaya nuestra imagen. Algún día, solo en el cielo, nos daremos cuenta de lo que…

 

 

35 comentarios leave one →
  1. Clara permalink*
    1 mayo 2014 10:23

    El enlace de lo que dijiste hace un año no me funciona.

    Me gusta

  2. 1 mayo 2014 20:23

    No sé qué pasa. Seguiré intentando arreglarlo. Por favor, avísame siempre que pasen estas cosas raras, y te mando un bocadillo de mortadela por c. e. Gracias.

    Me gusta

  3. Clara permalink*
    1 mayo 2014 21:33

    Ya de paso, si no te importa, hago propaganda del retiro mensual que tenemos mañana, como todos los primeros viernes de mes: precisamente el tema de mañana es “Bajo el manto de María”. Son 3 meditaciones en el día, que duran unos 15 minutos cada una, una a las 7, otra a las 14 y otra a las 21 horas. Las da el Padre Agustín, son gratis y se pueden seguir por la internet, en el ordenador, tablet o móvil. Hay que apuntarse en el siguiente enlace: https://attendee.gotowebinar.com/register/7959403511130114817

    Me gusta

  4. Clara permalink*
    1 mayo 2014 21:55

    Por cierto, al pinchar en tu enlace me sale la dirección “http//”, borrando eso o poniéndole los 2 puntos “http://” ya lleva a la página.

    Me gusta

    • 2 mayo 2014 13:11

      Pardiez que es un fallo muy típico del que no me había dado cuenta. Ahora te mando el bocadillo.

      Me gusta

      • Clara permalink*
        2 mayo 2014 13:42

        ¡Ja, ja, ja! ¡Gracias por el bocadillo! Recibido.

        Me gusta

  5. 2 mayo 2014 23:15

    Yahora, si eres soltera, te corres dos quilómetros; si eres casada, tranquila: ya no hace falta, y que apechugue.

    Me gusta

  6. Clara permalink*
    3 mayo 2014 15:11

    ¡Ja, ja! ¡Me libro de correr! ¡Algo bueno tenía que haber en lo de estar casada!

    Me gusta

    • 3 mayo 2014 15:30

      ¿Cuántos decenios de matrimonio son necesarios para advenir, maravillado, a descubrimiento tan portentoso como el que te acaba de mostrar el célibe, que es el descubrimiento de que… hay ¡algo! bueno?

      Me gusta

      • Clara permalink*
        3 mayo 2014 16:26

        ¡Vaya! Las conclusiones que sacamos por un bocata de mortadela…

        Me gusta

  7. Clara permalink*
    3 mayo 2014 16:57

    Pero sí que hay muchas cosas buenas en el matrimonio.

    Me gusta

    • 3 mayo 2014 21:07

      Mal indicio, por cierto, que no señales ninguna. De donde vengo a sacar en conclusión que la única -por ser la única hasta ahora mencionada- es el libérrimo poder comerse un sacrosanto bocadillo de mortadela de un tamaño así, sin necesidad de correr luego el quilómetro. Poco parece: diles a tus niños que se me hagan curas.

      Me gusta

      • Clara permalink*
        4 mayo 2014 23:27

        Bueno, señalo el rato de risas que acabo de tener con mi media naranja y lo demás, tanto lo bueno como lo malo, lo dejamos para tres personas, mi marido, una servidora y Dios. Uy, no tengo chicos, solo una niña, pero tanto si decide casarse como meterse monja, será una bendición.

        Me gusta

  8. 3 mayo 2014 21:04

    Tres cosas, cara corresponsal, existen que pueden mayormente obtenerse de un bocadillo de mortadela. Y son a saber: la primera y principal, mortadela; la segunda y secundaria, lorzas; la tercera -y aquí, escurriendo el bulto, me abstengo de calificativo- desavenencias con el respectivo, originadas obviamente en las dos anteriores mencionadas. Firmo y sello.

    Me gusta

  9. 5 mayo 2014 0:59

    Alguna posibilidad habrá del monjío, me huelo yo, teniendo una madre como vuesa merced. ¿O no es así? Pero eso sí: como se case, será para llevar al altar dos curas.

    ¿Y sabes por qué razón teológica profunda profundísima? Pues porque yo te lo mando.

    Me gusta

    • Clara permalink*
      5 mayo 2014 6:47

      ¡Ja, ja! Yo ahí no pinto nada: será cosa de ella. Por cierto, me he perdido en lo de los dos curas. ¡Hay que ver lo que da de sí la mortadela!

      Me gusta

      • 5 mayo 2014 13:12

        “Si conocieses el don de Dios…” (Jn 4,10). La mortadela es un gran don de Dios, y más el bocadillo con olivas, oloroso, lozano, rozagante, que te mandé. Eso lo has podido ver.

        Pero Jesús continuó “…y quién es el que te pide de beber…” (Jn 4,10). Comprendo que no discutamos nada cuando nos es donado de lo alto el rozagante, y sí empecemos a poner reparos cuando en lugar de dársenos se nos pide; yo lo hago a diario. Y a mí no se me piden hijas que monjas o nietos que par de curas en el supuesto de hijas que no monjas -¿entiendes ahora lo de los dos curas o más?-.

        Nadie puede negar la libertad que ella tiene, y que tú invocas. Pero cuántas veces los padres, y los más cristianos, ponen los obstáculos incluso cuando ella quiere, cuando ellos quieren.

        Además, de la libertad a “que sea cosa de ella” va un buen trecho. Porque tu educación -¡nunca forzando nada!, pero nunca evitando nada- ¿es inocente en la vida de tu querida progenie mortadelesca y quizá llamada a una entrega específica?

        Por último, respetando la libertad -e insistir sería lo más contraproducente, sobre todo a ciertas edades-, vamos a poner encima otra cosa que siempre será superior. A saber: la Verdad; o, si quieres, la libertad de Dios, que algún derecho tendrá como Dueño absoluto de toda madre, de todo clerizonte que se mete donde no lo llaman, de toda hija a no dudar envidiable, e incluso, incluso, de maridos, de lorzas, de mismas mortadelas rozagantes.

        Pero ¡gorda! ¿Has estado alguna vez en una ordenación sacerdotal? ¿Has visto alguna vez cara de mayor felicidad que la de la madre cuando al niño le ponen la casulla? Es así como hay que verlo si se tiene fe, y entonces, la entrega de la monja o del cura es algo que Jesús “te pide”, pero es mucho más “el don de Dios”. Si vas al Sagrario con frecuencia, lo entenderás, y si no, no.

        Menos invocación de facilones libertades mal entendidas, menos desentenderse, y demos todos gracias a los dones de Dios: la vocación y la mortadela.

        Me gusta

      • Clara permalink*
        5 mayo 2014 15:17

        Ya he entendido lo de los dos curas. Eso sí que sería una bendición. Tienes toda la razón, pero digo yo que, si Dios la llama a lo que sea, monja o casada (que seguro que quiere tener gente en todas partes), la llamará a ella; en ese sentido decía que es cosa de ella: yo no voy a obligarla ni a una cosa ni a la otra, e intentaré no interrumpir los planes de Dios para mi hija. Buenas intenciones tengo; ya veremos cómo lo hago cuando llegue el momento, que todavía es pequeña.

        Tengo que darte una mala noticia. He ido a ver el bocadillo de mortadela y me parece más bien un emparedado mixto, de jamón york y queso. Pero que me gusta también mucho.

        Me gusta

  10. 5 mayo 2014 18:17

    Para empezar por lo importante, te glosaré, cara y asidua corresponsal, que de ser cierta la infausta noticia, es infausta y es mala para ti. Y además, que me indigna y me tienta a perder las amistades el haber sabido que todavía no te has abalanzado sobre él.

    Y ahora, de serios, y mire usted. Dios quiere gente en todas partes…, y sin embargo, le tenemos vacíos los conventos. Por otra parte, es doctrina de San Pablo (1 Cor 7,25-40) y enseñanza del Magisterio (p. ej., “Sacra virginitas”, de Pablo VI) que el estado religioso es superior al matrimonial. No extraña eso, porque es una exacta realidad que esa mocita -o ese mocito- “se casa con Cristo”, como se suele decir.

    ¿Por qué están, entonces, los conventos asín? Primero, es evidente que nuestra inclinación al matrimonio no necesita que la cultivemos: a cualquiera le gusta el otro sexo, la familia, etc.; lo otro es más difícil y más generoso. Segundo, también es más desconocido: la gente normalmente no sabe nada de los religiosos. Y la familia no cumple con su deber de explicar esas cosas, de acercar a los hijos a monasterios y conventos, etc.

    Tercero, y más importante: no hay curas, no hay frailes, monjes ni monjas ni otras vocaciones específicas por lo mismo que no hay familias santas. ¿O alguien creyó que para ser santos había que ingresar en el conventgo? Pues lo creyeron, pero no. Y para cultivar vocaciones, hay que cultivar la Vocación, la Única Vocación de todos, que es la vocación a la santidad: “Sed perfectos, como mi Padre celestial es perfecto” (Mt 5,48). Cuantos más laicos santos, más religiosos y curas. Eso, como dos y dos son veintidós.

    Y quede claro: cuando le llegue el día, a tu hija le gustarán los mozos. El convento, se lo enseñas tú. Y le cuentas que la culpa la tiene un bocadillo de… de… de ingratos, de los que está el mundo lleno.

    Me gusta

    • 5 mayo 2014 18:21

      No sé si he expresado esto con claridad: Si llama, llama Dios; pero no puede llamar si la chica no entiende esos lenguajes de Dios. ¿Me toca enseñárselos a mí…?

      Tu intervención no es negativa: no se trata, solo, de no obstaculizar el plan de Dios. Dios -como siempre- te necesita.

      Me gusta

      • Clara permalink*
        5 mayo 2014 18:38

        Sí, te he entendido; lo que ocurre es que a veces hacemos las cosas a nuestra manera, pensando que es lo que Dios quiere, y no sé, a veces no funciona, o no es así como Dios lo quiere, o lo estamos haciendo mal… No sé…

        Me gusta

  11. Clara permalink*
    5 mayo 2014 18:35

    ¡Ja, ja, ja, ja! Vale, yo seguiré enseñándole lo que pueda o más de lo que pueda, y algún día le contaré lo del bocadillo, y no te enfades, que es que hoy he mirado más el bocadillo y lo he descubierto. De todas formas, si me hubieras mandado un bocadillo en condiciones, seguro que me habría abalanzado sobre él la primera vez.

    Me gusta

  12. 5 mayo 2014 18:53

    ¡Pues claro que te puedes equivocar, como quien cree enviar un bocadillo de mortadela! Pero no tengas miedo de nada. Por el bocadillo fallido ha salido todo esto. Si tú trabajas con tu niña, trabajarás con mayor o menor acierto, pero estarás desplegando las velas, que es lo único que necesita el Viento del Espíritu Santo para inflarlas! Yo mandé un bocadillo, el bocadillo era malo, la labor salió más bien bonita.

    Y más te equivocarás si te arredras y no haces nada. Mi catalana madre decía que “qui no remena no trenca”: “El que no revuelve no rompe nada”. El que rompe demuestra su mérito. ¡Solo los que no hacen nada no se equivocan!

    Te bastan pocas cosas: hacer (tú) tu oración personal diaria; confiar en Dios; consagrarla todos los días a la Santísima Virgen (y ya se lo explicarás); y… ser madre, que más o menos ya vienes siéndolo.

    No es tan difícil.

    Me gusta

    • Clara permalink*
      6 mayo 2014 9:30

      Nunca había tenido una conversación tan interesante sobre la mortadela. Por cierto, acepto oraciones del cura de la mortadela, cuando puedas, que eso siempre viene bien.

      Me gusta

      • 6 mayo 2014 12:57

        Pues ahora te vas a enterar: O me mandas tú un bocadillo de auténtica mortadela -que me encargaré de revisar bien-, o le pides las oraciones a tu hija, para que vaya entrenando su futuro.

        Con Dios.

        Me gusta

      • Clara permalink*
        6 mayo 2014 13:51

        Enviado el bocata de mortadela, recién hecho, con sus aceitunas y todo.

        Me gusta

      • Clara permalink*
        6 mayo 2014 13:56

        Y ahora que, por casualidad, acaban de mandarme un correo que tiene relación con el tema, del que hemos estado tratando, de la mortadela, anuncio: 10 de mayo, a las 21 horas, vigilia de adoración por las vocaciones en línea.
        Para registrarse, en el siguiente enlace: https://attendee.gotowebinar.com/register/2450730407314756096.

        Me gusta

  13. Clara permalink*
    8 mayo 2014 9:29

    Pues ahora resulta que yo ya veo señales de no se qué.

    Anteanoche, mi hija, que tiene solo 5 años, estuvo con el tema de Dios: “Mamá, ¿a que cuando le pegamos a alguien en la tripa, le hacemos daño y también le hacemos daño a Dios?” “Mamá, ¿a que Dios nos quiere a todos y también a los ucranianos?”(Es que tiene unos amigos ucranianos.) Y otra más difícil para mí: “¿Y los de Marruecos no quieren a Dios?” Esta debía de ser porque los de Marruecos de su clase no van a Religión.

    Luego, cuando se fue a dormir, la acompañé como siempre, y rezamos, y después me dijo si me podía quedar mientras se dormía. Le dije que sí y que yo, mientras, rezaba mis oraciones. Empecé a rezar bajito para que se durmiera y me preguntó que por qué rezaba tan bajito: le pregunté si quería que rezara fuerte, y me dijo que sí, así que recé más fuerte hasta que se durmió.

    A ver si va a tener relación todo esto con la mortadela…

    Me gusta

  14. 8 mayo 2014 15:46

    Pues vamos a considerar seriamente la mortadela como procedimiento para despertar la vocación.

    Por lo demás, se me ocurre preguntarme: Si te es difícil contestarle a lo de los marroquíes, ¿qué pasará cuando dentro de siete años empiece a preguntarte sobre cosas más difíciles, y luego te venga a casa con la cabeza llena del pensamiento dominante y de prejuicios? Fórmate, trágate bien el Catecismo y mucho más, por el bien tuyo, de ella y de muchos.

    Cuando interrumpas la lectura, si no es la Biblia, dejas como registro una raja de mortadela.

    Me gusta

    • Clara permalink*
      10 mayo 2014 7:35

      Gracias por el consejo. De todas formas, por mucho que lea y me forme, sé que no voy a ser una supermamá que lo sepa todo. Así que, desde hace ya tiempo, cuando no sé una cosa, le digo que no la sé y que investigo y se lo cuento, o que vamos a investigarlo juntas.

      Lo de los marroquíes sí que se lo dije, pero la verdad es que los que viven aquí son un poco especiales: con decirte que el año pasado venían a catequesis…: la razón es porque les dejábamos al final jugar un rato al fútbol, pero ellos venían y se tragaban la catequesis, y cuando preguntábamos algo, eran los que mejor respondían; se enteraban más que los otros. Este año ya no los dejamos jugar al fútbol, y ya no vienen.

      Me gusta

      • 10 mayo 2014 17:59

        Es verdad que está muy bien decir “no sé” cuando no se sabe, aunque no sé cómo lo encaja de su madre una niña de cinco años. Y mejor está lo de ¡investigarlo juntas…! Decía una especialista en catequesis amiga mía que la catequesis -como todo- se pega por el amor, y por eso la catequesis natural es la catequesis familiar: no ese artificioso, estrambótico invento reciente de la catequesis parroquial.

        Pero no escurras el bulto. Yo te dije y te digo que te formes y te tragues el Catecismo, no por tu hija, sino (mira arriba) “por el bien tuyo, de ella y de muchos”. Entre otros, de los de la catequesis que das, marroquíes o no marroquíes: ¡reza por que no se enteren sus padres de que no haya leído el Catecismo la catequista! Y, sobre todo, por ti.

        Lo de los marroquíes es, ahora, tema secundario, pero me sorprende que te sorprenda tratándose de niños… ¡y de fútbooool!

        Me gusta

      • Clara permalink*
        10 mayo 2014 21:55

        Tienes razón, no me he leído el catecismo gordo, solo el de la Comunión, “Jesús es el Señor”, que es el que damos, y cuando necesito buscar algo en el otro, lo hago, pero no me lo he leído entero. Algún día lo haré…

        Y ahora, por sacar tú el tema del catecismo, voy a seguir haciendo propaganda, esta vez de “Evangelización digital”. Todos los lunes tenemos sesión del Youcat a las 22 horas. Yo creo que llevamos más de un año. Aquí dejo el enlace para apuntarse: https://attendee.gotowebinar.com/register/672599107635088642

        Si te molesta la propaganda, la borras o me lo dices, y no la vuelvo a poner.

        Me gusta

  15. 10 mayo 2014 22:11

    Eso es: borraré la propaganda el día en que encuentres una sola razón por la cual pueda desagradarme dar a conocer una cosa que sirva para que mis hermanos amen al Que amo.

    Respecto a lo demás, el espectáculo del alma está prohibido no por el blog, sino por la lógica. Con lo que se quiere decir que sería mejor que, si quieres hablar de cuestiones personales, lo hicieses por c. el. Acabábamos de empezar, y lo hago de muy buen grado. ¡Seguro que tengo un c. tuyo antes de tres minutos!

    Y -damas y caballeros- todo lo que han visto empezó por la mortadela, y seguramente acabará en la primera canonización atribuible a este blog. A Bill Gates le dará rabia, ¿no?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

El Evangelio Del Dios Vivo

La fusión de los cuatro relatos evangélicos en el único Evangelio, el del Dios Vivo, en el contexto de toda la historia sagrada.

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria historikoa Enkarterri - Las Encartaciones. Bizkaia

Memoria historikoaren berreskuratzea - Recuperación de la Memoria histórica

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona® www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

A %d blogueros les gusta esto: