Saltar al contenido

«ME ENCOMENDÉ MUCHO A MI PADRE Y SEÑOR SAN JOSÉ»

18 marzo 2014

Gran alegría la de celebrar este día 19 la solemnidad de San José (que debería ser fiesta laboral en toda España). Os traigo una hermosa presentación que hace el P. Román Llamas de la devoción de Santa Teresa por el Patriarca. Leeréis que el santo debe a la santa más que a nadie su fama sobre la tierra…

Las relaciones personales de Santa Teresa con San José son algo realmente extraordinario a lo largo de toda su vida. Para ella, es el fundador de sus conventos. Se lo debe todo a San José, y San José debe a Santa Teresa más que a nadie su gloria sobre la tierra. Yo solo me voy a fijar ahora en lo que la santa nos dice en el capítulo 6 de la Vida sobre su experiencia de San José, que es algo realmente extraordinario; y todavía, desde que escribe la Vida, le quedan diecisiete años. Para mí, este capítulo es el mejor panegírico que se ha escrito de San José, por estar escrito desde la propia experiencia y con el corazón, citado y recordado luego por la mayoría de los predicadores españoles.

Santa Teresa es devota de san José desde su niñez. Se lo enseñó su madre y, sin duda, leyó la vida de San José en la Leyenda de Oro. El hecho es que cuando entró en la Encarnación a sus veinte años, esta devoción al santo Patriarca tiene una profundidad y una intimidad extraordinarias. Por su devoción y fe en San José, se le encomienda en la gravísima enfermedad que la tuvo a las puertas de la muerte y cuya curación compara a una resurrección ¿Por qué se encomienda precisamente a San José? Por la fe que tiene en él y por esa grandísima confianza en su amor y poder. San José la libra de la enfermedad. “Como me vi…cuál me habían dejado los médicos de la tierra, determiné acudir a los del cielo para que me sanasen” (V, 6, 5). “Y tomé por abogado y señor al glorioso San José y encomendeme mucho a él” (V, 6, 6).

Fruto de esta ciega confianza que la llevó a encomendarse mucho a él, “vi claro que así de esta necesidad, como de otras mayores de honra y pérdida de alma, este padre y señor mío me sacó con más bien que yo le sabía pedir… No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado Santo; de los peligros que me ha librado, así de cuerpo como de alma; que a otros santos parece les dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad, a este glorioso Santo tengo experiencia que socorre en todas, y que quiere el Señor darnos a entender que así como le fue sujeto en la tierra, que como tenía nombre de padre –siendo ayo-  le podía mandar, así en el cielo hace cuanto le pide” (V, 6, 6). Y esto lo corrobora con el ejemplo de otras personas que a indicación de ella se encomendaron al Santo Patriarca. “Esto han visto otras algunas personas a quien yo decía se encomendasen a él, también por experiencia; y así muchas que le son devotas de nuevo experimentan esta verdad… No he conocido persona que de veras le sea devota y haga particulares servicios que no la vea más aprovechada en la virtud, porque aprovecha en gran manera a las almas que a él se encomiendan.” Y vuelve a su caso particular: “Paréceme ha algunos años que cada año en su día le pido una cosa y siempre la veo cumplida. Si va algo torcida la petición, él la endereza para más bien mío” (V, 6, 7).

Bellísimo texto a partir de la experiencia sobre el poder de su padre y señor San José en todas las necesidades, para rodas las personas, y practicísimo y consolador y creador de confianza en el poder y bondad del santo Patriarca, de forma que nos invita ella misma  desde su experiencia: “Querría yo persuadir a todos fuesen devotos de este glorioso Santo, por la gran experiencia que tengo de los bienes que alcanza de Dios” (V, 6, 7).

Hay que leer muy despacio este panegírico de Santa Teresa sobre San José a partir de su propia experiencia, meditarlo en el corazón y encomendarse mucho a este glorioso santo en todas las necesidades, y hacerle  grandes y pequeños servicios.

 

5 comentarios leave one →
  1. 19 marzo 2014 13:37

    ¡Qué mejor propaganda puede tener un santo que la de Santa Teresa! Soy muy devota de San José y siempre hago sus Siete Domingos: algo que creo que está perdido y olvidado, y es precioso. Para mí, San José es un santo misterioso: ni una palabra en los Evangelios, y eso que lo marearon, al pobre: ¡siempre de aquí para allá…, y ni una palabra!

    Me gusta

    • 19 marzo 2014 17:13

      Pues venga, Amelia: a explicar ahora mismo los Siete Domingos. Más vale encender una luz que maldecir de la oscuridad.

      Me gusta

  2. 20 marzo 2014 9:40

    Pues ahí va. Los siete domingos previos a la festividad de San José, se rezan los Siete Dolores y Gozos de San José seguidos de un padrenuestro, un avemaría y un gloria. Hay varias fórmulas; yo conozco tres o cuatro formas, pero tengo una favorita. Cada uno puede elegir la que más le guste: no parece que San José sea muy mirado: con que lo recordemos y le pidamos, le llega.

    Yo tengo un pequeño devocionario que los trae, y son preciosos. El Gozo del día del nacimiento del Señor recuerda la luminosidad de aquella noche, y Dolor, el verlo nacer en tan extrema pobreza. ¡Precioso! Que se anime todo el mundo.

    Me gusta

  3. Ignacio Jonatan Hernández López permalink
    22 marzo 2014 22:03

    Gracias, Amelia, y gracias, P.Miguel.

    Siempre he sido muy devoto de San José, y de mi Ángel de la Guarda, ambos diligentes guardianes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

El Evangelio Del Dios Vivo

La fusión de los cuatro relatos evangélicos en el único Evangelio, el del Dios Vivo, en el contexto de toda la historia sagrada.

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria historikoa Enkarterri - Las Encartaciones. Bizkaia

Memoria historikoaren berreskuratzea - Recuperación de la Memoria histórica

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona® www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

A %d blogueros les gusta esto: