Saltar al contenido

CUANDO TANTOS SE COBIJAN EN CASA RABO ENTRE PIERNAS,…

19 noviembre 2013

Copio del blog Barcelona Vida (pinchad) esta imponente composición literaria de J. Antonio Calleja (se publicó hace muchos años en un boletín de la “Hermandad Doncel”), que emplea la legendaria figura de Don Quijote para denunciar implícitamente nuestra culpable pasividad y nuestra criminal afición al sillón y a la peliculita. Remuévasenos algo por dentro…, y empuñemos lo que haya que empuñar. Los Macabeos loshicieron, y los Macabeos están en dos libros de la Biblia.

Benengeli* engañó  a Cervantes cuando, según él, Don Quijote contesta a quien le aconseja la vuelta  a su lugar manchego con un obediente “Decís bien“. El  magnánimo hidalgo no pudo someterse a un apremio tan sensato. ¿Volverse él a casa? Antes imagino su mirada compasiva posándose  de rostro en rostro y su voz sonora respondiendo así:
“Señor Bachiller, señores caballeros: Cuando tantos se cobijan en casa rabo entre piernas, forzoso es que otros salgan  de allá. Aunque esos encargos vuestros rebosan discreta  intención, parad mientes en que me pedís que sosiegue renunciando a la empresa  que me he impuesto. Me exhortáis a la cordura; pero también a la  flojedad y al desánimo que acompañan al que deserta de su oficio. Me recordáis la prudencia, sin adivinar que es prudencia  arrostrar el peligro sin acrecentarlo, de suerte que no caiga en temerario el  valiente, ni el juicioso en cobarde. Pues, ¿no veis que las  maldades del mundo son naturales hijas de nuestra querencia a la muelle habitación donde echamos llaves y cerrojos a las ansias de nuestro espíritu? ¿No veis que Jesús, Señor Nuestro, púdose quedar en Altísima  Casa, sobre los espaciosos cielos, y, sin embargo, quiso bajar de ella para  redimirnos? ¿Qué hubiese sido de nosotros, señor Cura, si  después, en medio de la Transfiguración, hubiese El escuchado las pláticas de  Pedro cuando pidióle que afincase allí con ellos, en una tienda o palacio, que  para El construiría en aquel monte?”
Imagino al caballero  (frente y voz en alto), siguiendo así: “Escóndanse los muy avisados que ven la  injusticia y, pudiéndola remediar, siguen adelante, camino de casa, como si fueran en la paz y gracia de Dios que, con sólo esto, ya han perdido. Pero ¿vamos a amadrigarnos los ganosos de enderezar lo torcido con nuestro fuerte o quebradizo brazo? No hay razón ni derecho a  quejarse si calentamos a la lumbre nuestros miembros, más ateridos de miedo que  de frío. Porque detrás de las villanías, de las traiciones, de  las deshonras, de los escándalos y los infortunios (como a espaldas de todos los  excesos de que hubo y habrá noticia) ha habido y habrá siempre un prójimo que  prefirió disimularse en casa.”
Don Quijote, con el puño en la  noble espada, los ojos encendidos y la voz crespa, haría retumbar estas  palabras:
“¡Quédese en casa el que no osa o no sabe o  no quiere sudar el pan, la fama y el honor! ¡Yo, no!
“Quédese en  casa el que tiene por oficio la lisonja y por beneficio las rentas de la  adulación. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el que rezonga en voz baja  lo que calla en voz alta ¡Yo, no!
“Quédese en casa el que se mofa  de las sandeces del pobre y finge oír música sacra ante las necedades del rico.  “¡Yo, no! Quédese en casa el que aplaude la Burla y el Cieno  cuando usurpan el trono del Arte. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el  baladrón de anchas costillas que se engulle el orbe a voces. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el tarugo que se cree navegante porque sigue a  flote. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el que sigue el rumbo que le  fija el miedo, el que se hincha con los buenos vientos y desfallece con los  adversos. ¡Yo, no!
Quédese en casa el que atisba a diestra y  siniestra, como comadreja asustada, a ver si le permitirán vivir el próximo  instante. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el que piensa blanco y  proclama negro y el que diciendo negro no piensa nada. ¡Yo, no!
“Quédense en casa el listo, el cuco, el harto y el displicente.  ¡Yo, no!
“Quédese en casa el que se venda los ojos para no ver lo  que el corazón debe sentir. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el que  llama delirio al fervor, chifladura al entusiasmo y desvarío a la lealtad. ¡Yo  no!
“Quédense en casa los astrólogos que sólo escrutan el sol que  más calienta. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el que piensa mal de los  hombres todos y peor de todas las mujeres. ¡Yo, no!
“Quédense en  casa el cuco, el listo y el harto, el pícaro y el displicente. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el mezquino que sólo ve cálculo en la bondad,  interés en la munificencia y jactancia en la largueza. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el pequeño que no se crece ante lo grande y el  grande que no se amengua ante lo chico. ¡Yo, no! Quédense en  casa el tigre astuto, la sierpe cabildera, el topo zapador, el ratón callado, la  hiena acuciosa, el verraco galamero, el camello ufano, el sordo pedrusco y el  mono berreón. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el que entiende la vida;  quédese en casa el que no entiende la muerte; quédese en casa el que teme pasar  por iluso, enamorado, tierno, crédulo, ingenuo y loco. ¡Yo, no!
“Quédese en casa el que se ríe de las Españas, de la Imperial  Toledo, de las Siete Partidas y del santo amor que inspiran la Tierra y la Fe de  nuestros padres. Yo… ¡no!
“En suma, señor Bachiller: el que recibiendo un cuerpo no le pone alma; el que siendo hombre no se hace  caballero, váyase a casa, enciérrese en ella y deje libre y acendrado el aire tormentoso, gélido, raramente apacible, pero siempre limpio, que con trabajos y  con honor respiramos los andantes.

“Por todas estas razones y por  las nobles leyes de la caballería…, ¡jamás se dirá que Don Quijote de la Mancha se volvió a casa!”
…………..
* Para dar verosimilitud a su novela, Miguel de Cervantes recurre a un historiador árabe imaginario del que va tomando noticias sobre Don Quijote, Cide Hamete Benengeli.
2 comentarios leave one →
  1. Luna permalink
    26 noviembre 2013 22:33

    Curiosa historia la de esta entrada. Soy del blog Barcelonavida. ¿Sabéis quién nos dio la idea y la bibliografía? Un curita de Burgos. No recordaba este texto y quedé prendado de él. Lo leímos como manifiesto en una de las concentraciones por la vida del 25-V. Luego lo pasamos al blog y he de reconocer que nuestro único trabajo fue el de buscar una ilustración (que no es tan buena como estas), añadir el párrafo de presentación y poner un asterisco con la nota al pie, para recordar quién era Cide Hamete Benengeli.

    A Calleja y al curita se debe todo lo demás, que casi es tanto como decir “todo”.

    Una anécdota: estaba un sacerdote explicando a un grupo de ancianos los gozos del Cielo y cómo merecía la pena luchar por alcanzarlos. Tras un cuarto de hora de exposición, a una anciana se le escapó el siguiente comentario: “Sí, pero como en casa, en ningún sitio.”

    Me gusta

    • 27 noviembre 2013 23:01

      Yo quiero contar una anécdota simétrica, con el grave problema de que el director del blog me prohíbe poner tacos. Haremos lo que podamos, y lo contaba un profesor en la facultad de teología. Estaba un sacerdote explicando en la homilía los tormentos y llamas del infierno y cómo merecía la pena luchar por evitallos. Y en un momento determinado se levantó un viejuco y exclamó: “Oiga, padre: Al infierno, si hay que ir, se va, pero, por favor, no [acongoje].”

      Y la razón la tenía el viejo, por supuesto, por lo mal que hemos explicado muchas veces las cosas y porque seguimos arrastrando, por incultura, explicaciones que hoy son como venir hablando en esquimal. Pero como estudiar está socialmente prohibido, así nos luce el pelo. (Perdón por la moraleja.)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

El Evangelio Del Dios Vivo

La fusión de los cuatro relatos evangélicos en el único Evangelio, el del Dios Vivo, en el contexto de toda la historia sagrada.

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria historikoa Enkarterri - Las Encartaciones. Bizkaia

Memoria historikoaren berreskuratzea - Recuperación de la Memoria histórica

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona® www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

A %d blogueros les gusta esto: